Colágeno, la proteína del cuerpo.

Colágeno, la proteína del cuerpo.

Esta proteína es la más común y abundante en el cuerpo y se encuentra en diferentes tejidos de los músculos, huesos, tendones, vasos sanguíneos y en el sistema digestivo. Cuando una piel se ve suave, lisa y firme es porque los niveles de colágeno son altos, ya que este ayuda a las células de piel a renovarse y repararse a sí mismas. A medida que uno envejece, su cuerpo produce menos colágeno y ahí es cuando los signos del envejecimiento se hacen presentes, como las arrugas, la flacidez de la piel y las articulaciones.
 
Como platicamos anteriormente la disminución del colágeno es inevitable, pero existen cosas en tu estilo de vida que pueden arruinarlo por completo tales como fumar, consumir alcohol de forma excesiva, comer azúcares refinados, vivir con estrés y exponerte al sol. Estos hábitos van de la mano de los radicales libres, las moléculas de azúcar y los rayos UV, por eso cuando vemos a personas de la misma edad, pero una luce una piel mucho más joven que la otra, es porque se ha tenido un estilo de vida más equilibrado y ha cuidado su piel como se debe.
 
Para estimular la producción, hablando de alimentación es fundamental consumir alimentos ricos en colágeno y que ayuden a producirlo como el huevo, el pollo, el pescado, cítricos, hojas verdes y las nueces. Además, puedes optar por otras actividades que ayuden como la aplicación tópica de retinol, péptidos, ácido glicólico y vitamina C en tu rutina de skincare.
 
¿Qué pasa con los suplementos?, aún no existe evidencia que no venga de los fabricantes de dichos suplementos que demuestre que los suplementos de colágeno ayuden a aumentarlo, pero si los hay para definir que la necesidad de suplementación es proporcional a la edad y al ejercicio físico, ya que puede ayudar en la reducción del dolor y mejora la movilidad articular.  Ya dependerá de ti utilizarlos y si ves resultados con ellos, excelente y si no probablemente no este funcionando. Lo ideal será cuidar y mantener un conjunto de hábitos en donde la alimentación sea la clave, así como la aplicación de tratamientos e intentar con suplementos para ver resultados óptimos.