BreathWave, respiración en casa.

BreathWave, respiración en casa.

Definitivamente este año no ha sido el mejor de todos y por lo mismo podemos presentar síntomas como estrés y ansiedad y el Breathwave es una técnica que te ayudará a controlar y a frenar ese caos que hay en tu mente.
 
Existen diversas actividades que son beneficiosas para tu salud física y emocional, como lo son el yoga y el ejercicio en general, pero esta técnica hace que seas más consiente con tu respiración y te ayuda a relajar el sistema nervioso central para llevar a tu cuerpo a un estado de calma, ya que cuando trabajamos en soltar nuestra exhalación, nuestro cuerpo entiende que todo esta bien y aprende a relajarse. Si somos constantes lograremos dominar nuestro sistema nervioso con beneficios de por vida, además de corregir el patrón inconsciente de respiración que es única en cada persona.
 
Respirando mejor vives mejor, ya que la respiración no solo es un trabajo del cuerpo, sino también de la mente, de vivir relajado y de conocerte a ti mismo. Por eso algunas veces cuando estamos intranquilos y nerviosos, respiramos y lo hacemos rápido, sin aguantar, sin concentrarnos y si empiezas a cambiar tu respiración, puedes cambiar por completo para vivir más feliz. Las sesiones para realizar esta práctica llegan hasta la hora y media y se complementan con música, incienso, sonidos y vibraciones. Aquí te diremos como realizarla de forma segura en casa.
 
  1. Busca un lugar cómodo y que te de privacidad. Puedes colocar velas, un objeto que sea importante para ti y tu aromaterapia o incienso favorito.
  2. Boca arriba recuéstate y elige una posición relajada y comienza a sentir tu respiración. Coloca una mano sobre tu pecho y otra sobre tu abdomen, cierra los ojos y siente lo que pasa dentro de tu cuerpo.
  3. Respira con consciencia. Inhala y exhala, elige hacerlo con la boca o con la nariz no combines las respiraciones. Inhala, infla el vientre desde abajo del ombligo (esta es una respiración hecha desde el diafragma que te ayuda al sistema digestivo.
  4. Haz repeticiones expandiendo tu abdomen, con movimientos de abajo hacia arriba, sintiendo tu respiración dirigida al pecho. Respira con todo tu sistema y siente como el aire viaja desde el abajo hacia arriba y exhala. Exhala de manera relajada, como una sensación de suspiro y descanso. Repite durante 12 veces más.
 
Al finalizar reflexiona y mantén tu estado de calma y tranquilidad el mayor tiempo posible. Puedes escribir o simplemente agradecer por esos momentos de calma.
 
Disfruta esta bella práctica y poco a poco ve incorporando tu mente en un nivel más profundo canalizando tus pensamientos hacia lo que estás haciendo. Disfruta las sensaciones y las emociones que puedas llegar a tener. Puedes realizarlo por las noches o al despertar disfrutando los múltiples beneficios.