El Yoga y sus beneficios

El Yoga y sus beneficios

Entre la actividad deportiva y la meditación, el yoga logra cautivar a quien lo practica y muchos afirman que les ha cambiado la vida. Lo mejor es que es una disciplina para todo público, desde los más pequeños hasta los más grandes de la casa. Entonces, ¿por qué no probar algo que se puede realizar en cualquier lugar y cuyos beneficios son enormes y avalados por la ciencia? Aquí te dejamos algunos de los beneficios de practicar esta bella disciplina.
 
Respira conscientemente: La respiración yóguica, denominada como abdominal se inicia en este músculo para continuar por la zona intercostal y terminar en la clavícula y continúa el recorrido a la inversa, esto incrementa la oxigenación de las células. Respirar de manera profunda y a un ritmo pausado ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos. Es la técnica perfecta para la preparación al parto o para alguna situación en la que haya un dolor específico.
 
Trabajas mejor: Si el trabajo te agota o te mueves en un ambiente de trabajo muy competitivo, el yoga puede ayudarte a sentirte mejor sin necesidad de dejar a un lado ese trabajo. Esta disciplina ha demostrado que los beneficios que ofrece se aprecian en el trabajador en cuatro de los cinco puntos del rendimiento laboral (satisfacción, resultados, implicación emocional y relaciones sociales)
 
Mejora el rendimiento académico y la atención: El ser más consciente de la respiración y la meditación hacen posible alcanzar un estado mental más sereno, alejado de nervios y estrés ante la presión de los estudios y mejora el rendimiento. Será mejor una hora de yoga para nuestros niños y adolescentes que una noche en blanco a base de café u otras bebidas.
 
Flexibilidad: Aunque al principio creas que no vas a poder realizar ninguna de las posturas, ya que parecieran dignas de una contorsionista, a medida que se avanza en su práctica, el yoga contribuye a potenciar la flexibilidad muscular y así evitar el riesgo de lesiones.
 
Quema calorías: Se ha consensuado que la práctica del Vinsaya Yoga implica un gasto calórico promedio de 507 calorías por hora. Ideal como complemento a una dieta balanceada y limpia.
 
¡No te quedes sin intentarlo! Y comienza a disfrutar de sus múltiples directos para el cuerpo y la mente.