¿Quieres una nariz bonita?

¿Quieres una nariz bonita?

Por: Dr. Noe Herrera Domínguez
*Otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello
*Cirujano plástico facial

Seguro has visto anuncios pagados de médicos promoviendo las cirugías de nariz o procedimientos que prometen modificar el aspecto de ésta y habrás pensado, ¿si la mejoro? ¿Será riesgoso? ¿Valdrá la pena? ¿Cuál será la mejor opción?

Bueno, trataré de explicarte dos de las posibilidades que tienes para cambiar la forma de tu nariz:

1. Rinoplastia. Se trata de una cirugía que implica reposo en casa, no ir al gimnasio por tres semanas y usar ventaje en la nariz por un mes, sin embargo, sus beneficios son permanentes y se recomienda para las personas que quieren hacer muchas modificaciones en su estructura; incluso, si tienes una desviación podrás mejorar tu respiración. En realidad, no hay nada que supere los beneficios de la cirugía, comparándolo con el relleno de ácido hialurónico, hilos tensores o láser en la zona.

2. Rinomodelación: Este procedimiento está de moda y ofrece un cambio en la forma de la nariz sin cirugía; aunque suena atractivo, hay que mencionar que el cambio no es permanente. Está indicado para un grupo específico de pacientes y en mi opinión se debe usar en una nariz estilizada y bonita a la cual se le quiere dar un toque de mejoría.

El método consiste en aplicar relleno dérmico a base del ácido hialurónico para regularizar el dorso nasal, levantar la punta y mejorar la estética; se necesitan uno o más piquetes previa aplicación de lidocaína tópica y puede durar entre ocho y 12 meses, según sea el caso.

Si estás interesado en alguno de estos dos procedimientos, lo recomendable es acudir con un médico cirujano certificado y discutir ambas posibilidades. Espero que esta información haya sido de utilidad. Si quieres conocer los resultados de ambos procedimientos sígueme en Instagram @doctorhoficial.